Piercing, una visión general

piercing-madrid-grinon

El PiercingEsta forma de expresión, tan antigua como la cultura misma, ha existido en casi todas las civilizaciones y épocas. En Europa, el vano recuerdo que quedaba de esta tradición a mediados del siglo XX era la perforación de los lóbulos de las orejas para colocar los pendientes a las señoras. Pero en las dos últimas décadas ha ido creciendo entre los jóvenes la tendencia de agujerear distintas partes del cuerpo para colocar adornos, desde el piercing en orejas hasta el piercing ombligo, piercing en labios o piercing en lengua.

piercing-madrid-grinon

La práctica del piercing

consiste en perforar cualquier parte del cuerpo para insertar aros, barras de metal o cualquier otro tipo de joya y embellecer o resaltar la zona en cuestión. Al igual que el tatuaje, está considerado una modificación de la estética corporal. Pero ¿en qué consiste exactamente la técnica de la perforación piercing?

Para comenzar con el proceso del piercing, se marca con un bolígrafo especial el lugar en el cual se va a colocar el piercing. Después, se comienza a perforar con una aguja especial. Seguidamente se introduce el pendiente en la cavidad efectuada. El proceso varía dependiendo del lugar en el cual se vaya a poner el piercing.

piercing-oreja-madrid-grinon-juanpetattoo

Hay varios tipos de piercing. Nos encontramos cuatro grandes grupos en los que podemos catalogarlos todos:

  1. Piercing facial:

    son los que se encuentran en las orejas, nariz y ceja. Hay que saber que un piercing en la oreja, si es en cartílago, se recomienda hacerlo sin pistola, ya que con esta hay más propensión a infectarse. Además en la pistola no se puede poner la pieza adecuada para la zona a perforar, ya que las piezas son todas únicas y no a todas las personas se les puede poner la misma media. En la nariz es fácil que se sufran problemas debidos a la mucosa y en la ceja siempre se colocarán en el lateral para evitar tocar algún nervio facial.

 

  1. Piercing oral:

    situado en la cavidad bucal, nos lo encontramos en la lengua y los labios. Son de los más delicados debido a la cantidad de bacterias que pasan por la boca y que pueden causar problemas después de la perforación. Ambos pueden ocasionar desgaste y fracturas en el esmalte de los dientes y en las encías.

  1. Piercing corporal:

    los más comunes son en el ombligo y en el pezón. Hay que limpiarlos mucho con un gel neutro y llevar sumo cuidado, ya que son zonas muy sensibles. Se recomienda llevar ropa holgada para evitar la fricción.

 

  1. Piercing genital:

    es el más delicado de todos debido al gran riesgo a infecciones que hay. Se debe llevar sumo cuidado con espermicidas y lubricantes, ya que pueden causar dolorosas irritaciones. Se recomienda evitar el contacto oral en los primeros meses.

Tras la implantación del piercing  en el cuerpo, hay unas indicaciones que se recomiendan seguir durante los primeros meses para no tener infecciones.

  • Se deben evitar los baños prolongados en piscinas o jacuzzis en los dos primeros meses.
  • El sol puede resultar gravemente perjudicial debido a que los rayos ultravioletas no favorecen la desinfección de la piel perforada ni la cicatrización.
  • Evitar de cuatro a ocho semanas el alcohol, los chicles, el tabaco, las comidas picantes y el sexo oral siempre que se haga un piercing  en el labio o la lengua.
  • Limpiar cuidadosamente los aros o barras durante el periodo de curación de la perforación, con las manos bien higienizadas y con un jabón neutro antes de tocar la herida. Además del jabón neutro, para la curación se puede emplear suero fisiológico.

 

Hay que tener en cuenta que el tiempo de cicatrización del piercing  y el proceso de curación varía dependiendo del lugar en el cual se ubique la perforación. A pesar de ello, el tiempo medio de curación es de cuatro a ocho semanas, mientras que el de cicatrización suele ser mayor.

A continuación, vamos a ver el tiempo de cicatrización estimado para cada piercing y zona del cuerpo.

  • El cartílago de la oreja tarda entre 6 y 12 meses.
  • El piercing  tragus entre 10 y 12 semanas.
  • Elpiercing en lóbulo entre 1 y 3 semanas.
  • El piercing  ceja entre 5 y 9 semanas. El entrecejo suele tardar más en cicatrizar que los laterales de la ceja.
  • Los piercing en fosas nasales entre 6 y 8 semanas. Elpiercing  septum suele tardar menos y el piercing en puente nasal algo más que el cartílago.
  • El piercing en ombligo entre 6 meses y un año. Puede tardar hasta un año y medio, dependiendo de la persona.
  • Los piercing en labios y todo lo que les rodea entre 4 y 5 semanas. Muy pocas veces tarda 2 meses.
  • El piercing en lengua y el frenillo lingual oscila entre 4 y 8 semanas.
  • Los piercing en frenillos bucales, del labio superior e inferior, pueden tardar alrededor de un mes.
  • Los piercing en genitales femeninos entre 2 y 3 semanas.
  • Los piercing en genitales masculinos entre 2 y 6 meses.

Ahora que ya conocemos un poquito más del mundo de los piercings , dónde nos los podemos hacer, cuánto tardan en cicatrizar y los riesgos que tienen, creo que es el momento idóneo para que nos decidamos a ponernos uno más donde aún no tenemos.

No lo dudéis más y tomad la decisión correcta, no os arrepentiréis.Eso si siempre buscar un sitio donde el profesional denominado piercer o anillador este titulado y con su certificado higiénico sanitario correctamente y sus vacunas al día.

 

No olvideis que podeis visitar la galería de piercing

  • Mostrar comentario (0)

Tu email no será publicado ni usado para enviarte correo de SPAM. Campos obligatorios *

Comentario *

  • nombre *

  • email *

*

Posiblemente le gustan también

¿Me puedo tatuar con crema anestésica?

El título del presente artículo hace referencia a una de las preguntas más consultadas sobre los tatuajes en la red. Mucha gente es muy sensible al pinchazo de la aguja de tatuar, por lo que busca en internet un modo de que este resulte algo más leve. Continuar leyendo