Información sobre tatuajes/piercing/laser
me puedo bañar con un tatuaje recien hecho

¿Me puedo bañar con un tatuaje recién hecho?

Resulta imprescindible saber cómo cuidar un tatuaje recién hecho para evitar todo tipo de complicaciones e infecciones. Independientemente del tamaño o diseño del tatuaje, la respuesta a la pregunta sobre si me puedo bañar con un tatuaje recién hecho siempre es la misma. 

En este post queremos resolver todas las dudas acerca de si me puedo bañar con un tatuaje recién hecho, cuáles son los principales cuidados y precauciones que debemos tomar y cómo curarlo de manera correcta. 

Tatuajes en verano

Son muchas las personas que deciden tatuarse cuando llega el verano, ya que es la época perfecta para poder lucirlos en su totalidad. Sin embargo, también es la época más peligrosa, ya que están más expuestos a los roces, las sustancias y las bacterias, lo que aumenta considerablemente el riesgo de infección si no se toman las medidas necesarias.

Es muy importante practicar todas las medidas de higiene adecuadas, especialmente si el tatuaje es de gran tamaño. 

A continuación, te explicamos cómo curar un tatuaje recién hecho para que luzca un aspecto único.

Cómo curar un tatuaje recién hecho

Los centros especializados en tatuajes, como es el caso de nuestro Estudio de Tatuajes Juanpe Tattoo, deben proporcionar toda la información importante sobre los cuidados y las medidas de higiene que debemos seguir tras hacernos un tatuaje. 

Aunque estas pueden variar ligeramente en función de la extensión del dibujo y la zona del cuerpo en cuestión, algunas de las principales recomendaciones son las siguientes:

  1. Proteger la zona con vaselina o pomada antibiótica y una venda o apósito tras finalizar el tatuaje. 
  2. Al cabo de unas horas, retirar el vendaje y limpiar la zona suavemente con agua tibia y jabón hipoalergénico, prestando especial cuidado en no rascar ni frotar la zona. 
  3. Secarlo con cuidado dando pequeños toques con una toalla limpia. 
  4. Una vez que esté seco, colocar la crema antiséptica y cicatrizante. Es recomendable aplicarla varias veces al día durante una o dos semanas, siguiendo siempre el mismo proceso de limpieza de la zona. 
  5. Evitar cualquier contacto con el tatuaje. En caso de tener que hacerlo, es imprescindible asegurarse de tener las manos limpias. 
  6. Finalizado por completo el proceso de curación, es recomendable hidratar bien la zona tatuada manteniéndola siempre limpia.

¿Me puedo bañar con un tatuaje recién hecho?

Ahora que sabemos cuáles son los principales aspectos a tener en cuenta sobre cómo curar un tatuaje, es momento de centrarnos en la pregunta acerca de si me puedo bañar con un tatuaje recién hecho

Al margen de los cuidados que hemos mencionado en el apartado anterior, debemos tener en cuenta que si nos hemos hecho un tatuaje recientemente no podremos bañarnos en la playa ni en la piscina, aunque sea particular. 

Los tatuajes provocan heridas en la piel, por lo que el riesgo de infección es muy elevado. Al menos los primeros dos o tres días después de hacerse un tatuaje no es recomendable mojar la zona, nada más que para lavarla. Para bañarse en piscinas, playas o ir a saunas deben pasar, como mínimo, unas dos semanas. 

De igual manera, es conveniente no exponer la zona tatuada al sol durante los primeros días. Y siempre deberemos usar un fotoprotector alto para prevenir al máximo cualquier grado de quemadura. 

Respecto a la ducha, como es evidente, sí podremos hacerlo. Para ello, retiramos el vendaje con cuidado y procedemos a lavarlo con agua tibia y jabón. 

No debemos ducharnos con el vendaje, puesto que el agua lo moja introduciendo bacterias en él. 

Esperamos que después de haber leído nuestro post sobre si me puedo bañar con un tatuaje recién hecho no te queden dudas acerca de esta cuestión y extremes los cuidados para conseguir que tu tatuaje luzca siempre ideal.

Ir arriba